Dr. Martín – Urólogo

Colegas, Compañeros, ¿Amigos?

Dr. Martín Urólogo - Blog
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Quien alguna vez ha sentido ¿celos? O ¿envidia?. Yo creo que todos, y es normal hace parte de la condición humana, OJO sentirlo, es diferente a dejarse llevar por el sentimiento y terminar haciendo algo mal!!!

Bueno, pues mientras estaba en mi formación de la especialización, debíamos rotar por diferentes hospitales de la ciudad, conocíamos muchos doctores, profesores, eminencias en el campo, jóvenes promesas recién graduados y con algunos resultamos siendo amigos posteriormente. Cada uno me enseño mucho, el respeto por ellos era inconmensurable, yo pensaba que era un gremio lleno de personalidades en todo el sentido de la palabra, rectos, leales, una hermandad; hasta que un día, empecé a notar algo que no creí posible, de no ser porque lo viví.

Se solían hacer reuniones académicas y se tocaban temas científicos, pero una parte de la reunión se transformaba en una “carnicería de colegas”, tomaban un especialista, al azar, aparentemente y se despachaban contra él, bueno sacaban a relucir todo: si hacia, si no hacia, como lo hacia y era un tema donde muchos opinaban y pocos callaban. La verdad ese día quede PLOP, lo primero que se me paso por la cabeza fue “no puedo creer que esta gente sea así”… yo creí firmemente que iba a pertenecer a un grupo de leales amigos o una clase de grupo fraterno. Seguía pensando y me decía al mismo tiempo “parezco pendejo creer todo eso”… “como si esto fuera la época del medioevo de los caballeros y armadura” tan mar… YO. En fin, me decepcione.

Luego vi ese patrón en muchos otro sitios, no vale la pena ni mencionar eso y peor era verlos después saludarse como si nada, unos a los otros, sabiendo lo que decían de cada uno.

Casi finalizando mi especialización recibí la lección mas grande, sin pensar, me cambio la idea que ya había empezado a crear, de lo que seria mi grupo de colegas. Uno de mis mentores, el cual aprecio mucho, después de un inconveniente que paso y me regañaron a mí, por algo que no había hecho y me toco callar para evitar mas problemas, él se dio cuenta y me dijo:
-Mire Martín, lo hizo muy bien, la falta de la lealtad es una de las principales causas de fracaso en todos los ámbitos de la vida.

Luego supe que esa frase era de Napoleón Hill. Pero la enseñanza que me dio el profesor, fue a tiempo y muy precisa. Además de verlo actuar y corregir a mas de uno acerca de jamás hablar mal de nadie.

Ya siendo especialista, he seguido viendo el mismo fenómeno, de hecho he sido testigo personalmente del mismo, es curioso porque eso tal vez será de nunca acabar y bueno quien soy yo para juzgar o decir algo al respeto, lo que si puedo decir es que:
No soy filosofo ni menos un Gurú de relaciones inter personales, lo poco que pueda aportar esta en algún libro que he leído, o en los recuerdos de consejos de mis padres, abuelos, profesores, esposa, etc.

OJO, esto no quiere decir que así son todos, no quiere decir que no hayan personas realmente buenas, y muy seguramente priman los buenos. De igual forma esto pasa en todos los gremios o grupos, no solo en el mío. NO quiero pensar que este escrito sea causa después de malos entendidos o de acusaciones, lejos de mi esta eso; es mas interesante e importante “saber que es y cómo evitar caer en eso”.

La Reflexión: NO necesitas competir con nadie, NO necesitas demostrarle a nadie nada, el mayor enemigo y rival es uno mismo. A uno mismo, es a quien se debe superar y competir en contra. Si hoy logre 10 mañana voy por el 11.

La gente, colegas, conocidos, compañeros, etc. Hablara de ti mal o bien, acostúmbrate a eso, y que no te importe lo malo que digan, agradece lo bueno, se noble y esfuérzate el 110% por hacerlo lo mejor posible y a pesar de todo, jamás OJO jamás, digas nada de nadie, así tengas motivos, déjalos que se ahoguen en su propia hiel, no entres en su mismo juego de ser del tipo que malogra a los demás por los comentarios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *