Dr. Martín – Urólogo

Disfunción eréctil en jóvenes. “Mitos, tabúes y realidades”

Dr. Martín Urólogo - Blog
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Es común que los hombres jóvenes antes de acudir a un médico, acudan al farmaceuta, a la opinión de amigo, en su defecto un familiar, asumir que es algo pasajero, e incluso consultar en el internet; que en la mayoría de los casos confunde o desconcierta aún más al paciente¨.

Si esto hace parte en su labor profesional o de su situación como paciente, aquí encontrará una pequeña guía de las causas mas frecuentes de disfunción eréctil en hombres jóvenes, y algunas sugerencias y recomendaciones de cómo abordar el tema desde los dos escenarios como médico o paciente.

La disfunción eréctil (DE), definida como la incapacidad de lograr o mantener una erección suficiente para una relación sexual. Tiene una prevalencia en hombres mayores de 40 años, hasta 55 % . En hombres jóvenes, menores de 40 años, se encuentra del 5% a 40% dependiendo la población a analizar. Lo que nos haría pensar que no es una patología infrecuente y se debe prestar bastante atención.

Para poder comprender mejor las causas del la DE, es correcto proyectar la fisiología de la erección, que trata de la forma o mecanismo como se produce la erección. La erección es un mecanismo complejo, donde interactúa el sistemas vascular, a través de la arteria pudenda interna, la cual lleva el suministro sanguíneo del corazón hasta el pene, consiguiendo que los cuerpos cavernosos del pene se llenen y permita la erección; el sistema nervioso, por medio de las vías neurológicas provenientes de la medula espinal, que se encuentra en la columna vertebral, particularmente la medula torácica y la sacra, y a través de sus pequeños mensajeros llamados neurotransmisores, viajan los estímulos al cerebro y el pene en diferentes direcciones, para producir la erección; el sistema endocrino esencialmente por la testosterona, que es la principal hormona del hombre, tiene efecto en todos los sistemas; y el psicológico o psicógeno que es una idea bastante discutida y la denominaremos ¨ el deseo ¨. Todos estos sistemas interactúan entre sí, para lograr la erección en el hombre.

Es muy importante saber, que alrededor de este tema se ha escrito diversos estudios, algunos defendiendo y otros descartando el origen de la DE como causa orgánica, entiéndase alteración de algún mecanismo propio del cuerpo, y no orgánica, refiriéndose a los factores externos. Es mas practico expresar que se debe a la combinación de las dos, orgánica y no orgánica. Igualmente es importante resaltar que las diferentes condiciones o patologías pueden alterar uno o mas de los sistemas mencionados.

  • Con el pasar de los años, cada vez es mas común, que la población joven se vea inmersa en una cultura de ingesta de comida con alto contenido graso, carbohidratos y consumo de tabaco, ¨ cigarrillo principalmente ¨. Este ritmo de vida actual, es un gran detonante y acelerador de la Disfunción eréctil (DE), ya que conlleva alterar todos los sistemas anteriormente mencionados, principalmente el sistema vascular. Una causa no orgánica interesante y bastante curiosa, es la afectación de la arteria pudenda por compresión externa, secundario al uso prolongado y frecuente de sillas de montar, como las de las bicicletas o motos.
  • Algunos jóvenes experimentan a temprana edad trastornos del comportamiento como la depresión, ansiedad u otros patologías psiquiátricas, per se estos trastornos tipo orgánico se acompañan de alteración en el sistema nervioso, lo que sobrelleva a DE, adicional, estas patologías requieren manejo medico, el cual afecta aún mas la función eréctil.
  • Algunos jóvenes experimentan a temprana edad trastornos del comportamiento como la depresión, ansiedad u otros patologías psiquiátricas, per se estos trastornos tipo orgánico se acompañan de alteración en el sistema nervioso, lo que sobrelleva a DE, adicional, estas patologías requieren manejo medico, el cual afecta aún mas la función eréctil.
  • En cuanto al sistema endocrino, la hormona principal en el hombre es la testosterona, involucrada en casi todos los procesos fisiológicos del cuerpo, y la erección y el deseo no se escapan a ella. La testosterona mejora el interés sexual, aumenta la frecuencia de los actos sexuales y la frecuencia de las erecciones, las cuales se ven afectadas cuando sus niveles descienden significativamente. Existen muchas causas del descenso de los niveles de testosterona, entre ellos de origen orgánico, la obesidad por aumento de estrógenos, ¨que son las hormonas femeninas ¨, el hipertiroidismo; y entre las causas no orgánicas, esta el alcoholismo crónico, entre otras.
  • A nivel psicógeno, muchos de los jóvenes presentan ante su primer contacto sexual bastante ansiedad, llevándolos a un estado de alteración psicógena que finaliza en eyaculación prematura y disminución en la calidad de la erección, es por ello que algunos adoptan dentro de sus mucho mitos urbanos y tabús, el uso de bebidas alcohólicas, y tal vez en dosis bajas mejore la erección y el deseo sexual por su efecto dilatador de los vasos en el pene y supresión de la ansiedad. Sin embargo, sin ser una conducta adecuada ni recomendada, muchos caen en el uso y abuso de bebidas alcohólicas, induciéndoles a una disminución del deseo sexual y disfunción eréctil transitoria.

Con el advenimiento de los medicamentos para la disfunción eréctil, como lo son: Sindenafil, Tadalafilo, Vardenafil, mas conocidas en el mercado y el argot popular por su nombre comercial, Viagra, Cialis, entre otras. Un medicamento no controlado y de fácil acceso, su uso es cada vez mas frecuente en la población joven, con uso recreativo; común en aquellos jóvenes que tiene una erección adecuada pero buscan algo mas… esta conducta desmedida ha generado a posteriori una baja en la autoestima y una consecuente, “falsa disfunción eréctil”.

Después de haber dado una breve reseña de la disfunción eréctil en jóvenes, puedo decir que ahora mas de un joven lo pensara dos veces antes de tomar un consejo no profesional, llevar una estilo de vida inapropiado o consumir algún medicamento con fines recreativos, sin antes visitar a un urólogo.

“Todos podemos tener una sexualidad adecuada y deseada, sin mayor inconveniente”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *